.comment-link {margin-left:.6em;}

lunes, noviembre 27, 2006

La Web 3.0 tras la " Web 2.0 Summit"

clic para ir a la página del evento

Se escucha por los pasillos de la web toda una corriente de cambio. Web 3.0, 4.0 y supongo que próximamente veremos los número sucesivos aparecer. Otros juegan a decir que la Web 2.0 es sólo una nueva “burbuja”, como intentando atemorizar a todas esas start-ups que están invirtiendo fuerte en tecnologías 2.0

En este panorama en plena metamorfosis quisiera compartir algunas reflexiones. El domingo en la mañana, de paseo por la UNAM, estuve leyendo un libro de la UOC “La Sociedad del Conocimiento”. En este trabajo -de varios autores- se explicaba por qué la innovación es una de las evidencias más claras de la constante renovación y reinvención del conocimiento. Cuestión con la que coincido plenamente. Bajo esta perspectiva la “burbuja” -que evidencia la crisis inevitable que produce el cambio- no es un fantasma sino parte del proceso de innovación. Ahora la pregunta es cómo incluir la “burbuja” dentro de la cadena de innovación. Es decir, cómo asumir que los ciclos de innovación son sumamente acelerados y que las organizaciones deben entender esto como parte inevitable del paisaje digital.

Al ver los resultados de la “Tercera Conferencia Web 2.0”, leer los comentarios de sus ponentes y algunos periodistas (Pisani de El País, por ejemplo) uno se queda con la idea de que el cambio está de moda y que ahora nos quedamos con las ganas de reinventar Internet todos los años. Todo esto mientras Tim O'Reilly se llena los bolsillos de dinero con estos congresos (ya ha anunciado la próxima conferencia para abril).

Una buena noticia es que algunas de las conferencias están grabadas en podcast y se pueden ver en línea. Yo alcancé a ver la participación del CEO de Google Eric Schmidt donde explica en que están trabajando los chicos de Google Lab y cómo procuran desarrollar búsquedas inteligentes.

O'Reilly, a la hora de las reflexiones post-conferencia, plantea en su blog, que está pasando algo interesante con respecto al tema de la información que se almacena sobre las búsquedas. Hoy varias empresas trabajan en conseguir que el usuario pueda “transportar” o “migrar” sus datos, históricos de búsqueda o perfil a través de diferentes servicios en la web. Si bien esto no es nuevo, Amazon en alguna medida lo explota hace tiempo y el CRM lo predica hace más aún, tiene la gracia de que se evidencia una tendencia hacia la interoperatibilidad de los sistemas, que permitirá que las búsquedas sean a la medida del usuario.

Dado que parece que en las búsquedas es donde está el ojo del huracán tecnológico es interesante ver lo que agrega John Markoff del NYT al respecto:

From the billions of documents that form the World Wide Web and the links that weave them together, computer scientists and a growing collection of start-up companies are finding new ways to mine human intelligence.

Their goal is to add a layer of meaning on top of the existing Web that would make it less of a catalog and more of a guide — and even provide the foundation for systems that can reason in a human fashion. That level of artificial intelligence, with machines doing the thinking instead of simply following commands, has eluded researchers for more than half a century. [vía]

Bueno, tal como anunciamos hace unos días (e-rgonomic) es probable que los Estudios sobre la Ciencia de la Web, que recientemente anunció Berners Lee, nos ayuden a acelerar tanto los procesos de desarrollo tecnológico en este campo como aumentar la comprensión de sus potencialidades sociales. (Recomendamos leer: 'Next step' in science studies: The Web).

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home