.comment-link {margin-left:.6em;}

miércoles, abril 11, 2007

Wisdom of Crowds de Surowiecki


suma de inteligencias

A punto de terminar “Cien mejor que Uno” (Wisdom of Crowds), de James Surowiecki (periodista del NYT), y su idea de la inteligencia colectiva. Es un trabajo interesante, que obliga a sacarse algunos paradigmas de la cabeza. Comparto aquí algunas ideas interesantes:

"Los grupos homogéneos son muy buenos para lo que saben hacer bien, pero poco a poco se vuelven menos capaces de investigar alternativas". p.58

"Creo que hay un mercado mundial para cuatro o cinco ordenadores (Harry Warners de la Warners Bros., 1927)". p. 60

"La sabiduría corriente enseña que es mejor para la reputación fracasar de modo convencional que trinunfar de modo anticonvencional". p.81

"Lo que nos gustaría a todos sería que los individuos se especializasen y adquiriesen conocimientos local –porque eso aumenta la suma total de la información disponible dentro del sistema- , y que al mismo tiempo fuese posible agregar esos conocimientos locales y esas informaciones privadas en un acervo colectivo, más o menos como Google utiliza el conocimiento local de millones de operadores de páginas de la Red". p.105

"¿Por qué colaboran los científicos? En parte, es consecuencia de lo que se ha llamado ha menudo “la división del trabajo cognitivo”. A medida que la ciencia se especializa y que aumenta el número de subdivisiones de cada disciplina, al individuo le resulta cada vez más difícil saber todo lo que necesitaría saber. …La colaboración hace posible que todos los científicos asocien muchos tipos de conocimientos diferentes, y además lo hace de un modo activo[…]La colaboración también es conveniente porque cuando funciona bien garantiza la diversidad de perspectivas". p.204-205

"El origen de dicha ética coincide con el de la propia revolución científica del siglo XVII. Fue en 1665 cuando la Royal Society –una de las primeras instituciones, y ciertamente la más importante de las creadas entonces para promover el conocimiento científico- inició la publicación de sus Transaciones Filosóficas. Fue un momento crucial para la historia de la ciencia en virtud del rígido compromiso de este periódico a favor de la más amplia y libre difusión de todos los descubrimientos nuevos. Henry Oldemburg, el primer secretario de la Royal Society y editor de las Transacciones, postuló la idea de que el secretismo era perjudicial para el progreso científico, y persuadió a los sabios de renunciar a la propiedad exclusiva de sus ideas". p.210


Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home