.comment-link {margin-left:.6em;}

miércoles, enero 30, 2008

la tele post 2010

[fotos de valpo '08]

En espera en el aeropuerto del Miami, rumbo al Congreso “1er Foro Latinoamericano Sistemas, Tecnología y Comunicaciones” en Caracas (Venezuela), aprovecho el tiempo para terminar de leer un interesante artículo sobre los nuevos pasos de la televisión por internet (o como la hemos denominado InterneTV) y porqué no también Mobile Tv. El artículo se llama: Presente y Futuro de la oferta de televisión a través de Internet y el teléfono móvil, firmado por thecocktailanalysis. [vía e-cuadernos].

Nos parece que lo interesante de este asunto trasciende sustantivamente el tema de los estándares y dispositivos que se usarán para la carga y descarga de videos (vía pda, BlackBerry, ipod, iphone, MacBook Air, o lo que sea que Steves Jobs vaya a presentar la próxima semana). Esas cuestiones más de orden comercial quedan finalmente fuera de nuestras manos y no nos detendremos en eso (como pasó con el aparente triunfo de Blue Ray sobre HD DVD).

Propongo algunas premisas frente a este tema de la Tv en línea que me parece delinean algunas de las tendencias en este campo:

Apropiación: YouTube, Google Video y los cientos de miles de videos que se suben y bajan diariamente a/de Internet evidencian que éste ha dejado de ser un tema para los más avezados en tecnología y se ha generalizado a una comunidad mucho más amplia. (Ej.: Cuando he dado conferencias sobre TiC a profesores en diferentes lugares de México, muchos no tienen idea lo que es una blog, sin embargo, una inmensa mayoría conoce muy bien lo que es YouTube. Ya son muchos los hipnotizados y cautivados por estas prácticas digitales).

Hibridación: Las grandes cadenas televisivas (por ejemplo Televisa) han admitido que el consumo de Tv abierta ha disminuido dramáticamente en comparación con los volúmenes de los ’90. Los motivos pueden deberse a la irrupción de la televisión por cable, la llegada del “home movie” vía VHS y luego DVD; la aparición de Internet y probablemente varios otros motivos más. Es evidente que en este tema hay muchos recursos de por medio, y las grandes cadenas ya han comenzando a estudiar cómo vender "contenidos a la carta" y no más "programaciones completas". El famoso pay-per-view, pero en línea. Ejemplo: TelevisaEsMas. Thecocktailanalysis indica en su estudio que 1/3 de los encuestados “se ha atrevido a ver televisión por a través del móvil” (los early adopter nunca son mayoría pero es una tendencia que creo va al alza).

Mejor tecnología: En una primera fase de los contenidos en video en línea (tal como ocurrió con la información escrita) hubo una fiebre por ordenar, sistematizar y organizar los contenidos. (Ej: zed.cbc, wwitv, freetvonline). Sin embargo, hoy estamos un paso más adelante, contamos con tecnología en línea más eficiente, de mejor compresión, más rápida y que simplifica la explotación de contenidos de una forma mucho más versátil, sencilla y al gusto del consumidor. (Dos buenos ejemplos en expansión: Current Tv y Joost).

[Re] creación de contenidos: Por último, paralelamente a YouTube otras apropiaciones paralelas a las tecnológicas han venido ocurriendo y se deben, en cierta medida, a iniciativas como Creative Commons o RadioHead. Me explico. Creative Commons ha apostado por nuevas formas de licenciamiento, una gestión de la propiedad intelectual flexible, facilitando el libre intercambio, edición y expansión de los contenidos. (Dos ejemplos notables: Cine 2.0 y YouTube Remixer). RadioHead, por su parte, ha hecho una revolución al paradigma de la música (me encuentro el tema en cada revista, ver rollingstone). Es decir, así como iTunes rompió la idea de los LongPlay y los pulverizó vendiendo canciones individuales, que convirtieron en oro lo que era una “tragedia” para la industria de la música (no olvidar cómo Napster pagó por ello). Hoy RadioHead tiene a la industria de la música de cabeza, tras demostrar que sí es [muy] buen negocio acabar con la tiranía de las multinacionales mediáticas y aprovechar Internet como una inmejorable forma de llegar directamente al público, ofreciendo un fair trade que apuesta por la ética del cibernauta y que sea él quien pone (y paga) voluntariamente el precio de la música.

Los resultados son muy jugosos (y rentables). Estas iniciativas sumadas marcan un revolucionario panorama para la producción, combinación, distribución e incluso comercialización de los contenidos multimedia en línea. Y la “tele” no se va quedar afuera (ni menos off line).

[valpo '08]

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home