.comment-link {margin-left:.6em;}

jueves, marzo 27, 2008

la generación que no fue (como prometieron)



Me gusta encontrar información que contradice absolutamente lo que pienso. Me parece que es la mejor manera de aprender y de salir del pensamiento rutinario. Mientras todos aceptan la doctrina prenskyiana de etiquetar a todos de nativos digitales o inmigrantes digitales, es decir en términos simples, aquellos que entienden de tecnologías y el resto del mundo conformado por torpes y ancianos (mea culpa: tal como lo llegamos a hacer varias veces).

Ahora me encuentro con un estudio que pone en tela de juicio muchos de los discursos tecnofílicos que plantean que los jóvenes son los más peritos en cuanto al uso de las nuevas tecnologías.

Esta investigación "Information Behaviour of the Researcher of the Future ('Google Generation' project)” [desarrollada por la University College London], explica cómo muchos de los mitos de la ya analizada Generación Y no hacen más que repetir los discursos de Prensky, quien desde su purgatorio culposo de la pre-tercera edad condena a todos los que tienen más de 22 años.

El estudio de la UCL habla de la “Google Generation” (aquellos nacidos post 1993, es decir, que no superan los 15 años) y describe algunos de los mitos que se han construido en torno a ella. El estudio está desarrollado en relación a cómo serán los futuros investigadores, que vendrán de esta generación. Frente a la supuesta supremacía tecnológica de quienes están en la flor de la adolescencia, este trabajo explica que Google se ha convertido en la (única) puerta de entrada a la Red y por tanto, muchas fuentes de orden académico/bibliotecológico quedan ignoradas.



La “Google Generation” [GG], plantea este trabajo del 2008, destinarían más tiempo a encontrar la información buscada que a leerla, analizarla y a confirmar en la veracidad de sus fuentes. Estos usuarios son “promiscuos, diversos y volátiles”. Por tanto, el estudio defiende la idea de que no hay evidencias de que se hayan incrementado las habilidades digitales de la generación actual frente a la anterior, ni siquiera de que sean más multitarea que antes. Este trabajo postula que existe por parte de GG una baja compresión de los contenidos a los que accede, que no cuentan con la capacidad suficiente para calificar la relevancia de los contenidos en línea y que cuentan con mapas mentales poco sofisticados en cuanto a cómo funciona la información dentro de Internet (igual desconocimiento existiría por parte de ellos en relación a cómo funcionan los motores de búsqueda). En definitiva, no existen evidencias de que sean mejores buscadores (y gestores) de información que aquellos que nacieron 25 años atrás.

Por último, más que culpar a los adolescentes por no ser tan expertos como creíamos. El estudio, plantea que las generaciones mayores están subestimadas en cuanto a sus capacidades de aprovechar las tecnologías de información. Pero por sobre todo, el mensaje de fondo –una vez más- es que no hay suficientes iniciativas que se hagan cargo de estos vacíos y que estimulen el desarrollo de estas nuevas competencias digitales (e-skills), ya que intentar resolver estas deficiencias durante la etapa de la universitaria, es demasiado tarde. Especialmente, como concluye el texto, en un futuro inmediato que tenderá a facilitar un acceso a la información: intuitivo, personalizado y móvil.

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home